Cómo ser tu propio Community Manager: La Constancia

mayo 31, 2014

Cómo ser tu propio Community Manager: La Constancia



Seguimos adentrándonos en las habilidades que debemos tener para ser nuestro propio Community Manager. Seguro que ya has entendido porque es recomendable estar en dos o tres redes sociales de manera activa, que intentar llegar a todas. Si te queda alguna duda, espero ayudarte a solucionarla en la entrada de hoy, vamos a hablar de la importancia de ser constante en nuestras redes sociales.

Serie de entradas:




  • Habilidades necesarias para ser tu propio Community Manager. Leer
  • La importancia del Contenido. Leer
  • La importancia de la Cercanía y el Cariño. Leer
  • ¿Qué es la Cultura 2.0? Leer
  • Fomentar la Conversación. Leer
  • Ser Creativo cada día. Leer
  • El carácter de tu marca. Leer
  • La constanciaLeer
  • Facebook I: Perfil personal versus Fanpage. Leer
  • Facebook II: Fanpages y Grupos. Leer
  • Facebook III: Diseñar tu fanpageLeer
  • Facebook IV: Crear una Campaña en Facebook. Leer
  • Facebook V: Optimizar las fotos para tus campañas. Leer
  • Twitter I: Introducción. Timeline, hashtags y menciones. Leer
  • Twitter II: Las Listas. Leer
  • Twitter III: 7 Consejos para usar Twitter. Leer

    ¿Qué es la constancia?

    Estas son las dos acepciones del término constancia que podemos encontrar en el Diccionario de la Lengua de la R.A.E.:

    1.- constancia: firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y los propósitos.

    2.- constancia: 


    • Acción y efecto de hacer constar algo de manera fehaciente.
    • Certeza, exactitud de algún hecho o dicho.
    • Escrito en el que se ha hecho constar algún acto o hecho, a veces de manera fehaciente.


    Si has leído con atención los diferentes significados, habrás entendido perfectamente a qué se refiere ésta última C englobada dentro de las 7 habilidades necesarias para ser tu propio Community Manager. Puedes volver a consultar la recopilación de todas aquí.

    Debemos ser firmes y perseverantes en nuestras redes sociales y no caer en la dejadez. Centrar nuestros esfuerzos solamente en aquéllas redes sociales que hayamos seleccionado como adecuadas para nosotros, participar activamente y no defraudar la confianza que han depositado en nosotros nuestros seguidores en esa red social.

    ¿Cómo ser constante?



    • Compartiendo contenido de interés, no solo de tu blog/marca, sino de terceros que encajen dentro de los intereses de tu comunidad. Para hacerlo adecuadamente, debes tener muy claro que la competencia no es tu enemigo, puede llegar a ser tu aliado. Descubrir a tus seguidores nuevas marcas/blogs no hará que te dejen de lado, siempre y cuando aportes algo diferente.

    • Respondiendo a sus comentarios, preguntas, observaciones... No hace falta que respondas cada comentario si crees que no tienes nada que añadir, pero, por ejemplo, en facebook puedes marcar un comentario con un Me Gusta si crees que ha aportado valor y en Twitter puedes agradecerlo o compartirlo en tu timeline. Un gesto tan sencillo como éste demostrará a tus seguidores que valoras sus aportaciones y participación activa en tu comunidad.

    • Marcándote un horario para actuar en tus redes sociales y respetándolo cada día. Ten a mano tu agenda y programa tu tiempo. No tengas tus redes sociales abiertas todo el rato, eso tampoco es bueno y te resta tiempo para contestar emails, preparar entradas o concertar pedidos. Ser activo en las redes sociales no significa estar todo el día conectado. Reserva un par de horas al día para actualizar contenido y comentar, el resto inviértelas en sacar adelante tu negocio/blog.

    Estos son mis tres puntos básicos para no caer en la dejadez y no defraudar a mis seguidores de cada red social. Como siempre, te recuerdo que están basados en mi propia experiencia. 
    Te invito a probarlos, si todavía no lo hacías y contarme cuáles te funcionan a ti y cuáles no.







    Suscríbete a mis entradas por email ¡para no perderte nada!





    ♥ Las recibirás en tu bandeja de entrada el mismo día que sean publicadas ♥






    Te encantará:

    4 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)

    1. Yo suelo mirar facebook mientras desayuno, tambien aprovecho los viajes en metro o cuando estoy esperando... son pequeños ratitos de cotillear, ponerse al día y compartir cosas. También tengo pinterest pero este lo tengo un poco abandonadillo... solo subo imagenes cuando publico en el blog y ya está, no lo vuelvo a tocar... pero tampoco sabría que más hacer

      Sigo esta sección casi con obsesión jajaja me viene genial, para aprender y organizarme en este tema tan interesante. Gracias por hacerla, esperare ansiosa la siguiente entrega.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Es cuestión de organizarse.

        Yo Pinterest tampoco lo uso mucho, prácticamente hago lo que comentas tú :) Y con instagram es relación amor-odio... ¡solo me funciona con wifi! Así que las fotos que hago durante el día solo puedo subirlas al llegar a casa :( Patata de móvil la mía...

        ¡Besos!

        Eliminar
    2. La constancia es una "norma" que aplica a todo en la vida, al final! Y si, el trabajo de Community Manager no se logra de un día para otro, hace falta ser constante, día a día.

      Saludos, Celia

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Y aún así, a veces los resultados no llegan inmediatamente ;) ¡No hay que desanimarse!

        Feliz finde, Sara :)

        Eliminar



    ¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



    El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

    Safe Creative #1408270134965
    Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.