Cómo diseñar tu imagen corporativa desde 0

enero 10, 2016



Cómo diseñar tu imagen corporativa desde 0



Desde que recuperé mi pasión por el diseño empecé a formarme para ejercerlo profesionalmente. 9 años de clases particulares de Ilustración y Dibujo no sirven de nada si no reciclas tus conocimientos, aprendes nuevas técnicas y te adentras en el mundo del diseño digital.

Aquí fue cuando me enamoré del proceso de diseñar una marca: las lluvias de ideas, los primeros bocetos, los juegos de colores y tipografías, seleccionar los detalles decorativos, la disposición, perspectiva, visión de conjunto... Todos esos pequeños detalles que por separado no tienen fuerza y al unirlos... ¡empiezan a bailar ante tus ojos!

El proceso de diseño de marca es largo y si lo haces para una tercera persona requiere dedicación exclusiva y un contacto fluido. Es muy importante dado que el nivel de personalización así lo requiere.

En la entrada de hoy he intentado simplificar cada etapa y contarte en qué cosiste por si, como yo, empiezas desde cero y tienes mucha ilusión y ganas pero pocos recursos a tu alcance. No te preocupes, todas empezamos así ¡lo importante es que no pierdas las ganas de seguir creciendo!

Son más de 3000 palabras, es mi artículo más extenso, así que prepárate tu bebida favorita, ponte cómoda, coge tu bloc de notas... ¡y vamos a diseñar tu imagen de marca juntas!



1.­ ¿QUÉ ES UNA IMAGEN DE MARCA Y QUÉ PUEDE HACER POR TI?



Tienes una idea, trabajas en ella para pulirla y transformarla en un proyecto viable. Empiezas a darle vueltas al nombre, tan importante, para identificarte y diferenciarte del resto. Escoges los temas, seleccionas el dominio y abres tu blog. Tu ventana al mundo online, ese cuartel general desde el que construirás tu imperio con mucho esfuerzo, dedicación e ilusión.

Y llega el momento de decidir cuáles serán tus colores corporativos, las tipografías con las que trabajarás, el logotipo para tu web, blog, papelería... el tipo de fotografías que utilizarás, cómo las usarás y que quieres transmitir... ¡que divertido! Aunque al principio y dicho así, todo de seguido, puede resultar abrumador.

Sobre todo si eres una pequeña emprendedora como yo en su día, con mucha ilusión pero pocos recursos para delegar tareas a terceros desde tus inicios. Si puedes permitirte contratar los servicios de un equipo de profesionales para desarrollar tu imagen de marca desde el minuto cero ¡enhorabuena!

Si no, en la entrada de hoy, de las más largas y completas que he escrito, puedes hacerlo conmigo, paso a paso, cuidando cada pequeño detalle, para encontrar esa imagen que te haga sentir identificada y en conexión con el espíritu y valores que quieres transmitir a tus futuros lectores o clientes ideales.

Tu imagen de marca es el alma de tu marca, ese toque mágico que te diferenciará del resto aunque uses sus mismos colores y tipografías. Esos detalles decorativos que conseguirán que tus gráficos destaquen y tus fotografías sean especiales. Tu imagen de marca eres tú, tu voz, tu esencia, tus valores, la mejor versión de ti misma.

Esa parte de tu YO emprendedor que quieres compartir con tu público para ganarte su confianza, conectar con ellos y transmitirles todo lo que puedes hacer por ellos si te abren las puertas de su correo, por ejemplo.

Por que sí, es cierto. Todos somos diferentes y tú tienes algo distinto al resto, cuando encuentres la forma de sacar a la luz ese “algo” especial, todo será mucho más sencillo. El paso más complicado es el primero, así que tómate el tiempo necesario en reorganizar tus ideas y establecer tus prioridades.




¿Qué quieres comunicar, a quién y cómo? 



Es lo básico para empezar. Si decides diseñar una estrategia de contenidos efectiva a través de tu blog, necesitarás saber a quién dirigirte, cómo hacerlo y qué tipo de contenido atraerá a tu cliente ideal hasta ti. 

Abrir una web o un blog no es suficiente para empezar a hacer realidad tu idea, necesitas darla a conocer, promocionarla, presentarla al mundo. Pero antes, es necesario que compruebes que efectivamente transmite lo que tú quieres y que el mensaje no está distorsionado o es demasiado confuso.

Puedes inspirarte en tu competencia pero recuerda: todos somos diferentes. Quizá esos colores que a tu competencia le funcionan de maravilla en tu caso no funcionen, tal vez ese nuevo curso o servicio que acaban de lanzar con un éxito tremendo si intentas imitarlo o inspirarte en él... no resulte como esperas. Por no hablar de las frases hechas, lemas, slogans... Ten mucho cuidado.

Aquí lo importante es que entiendas que tu imagen de marca eres tú. Tienes que buscar dentro de ti hasta dar con el interruptor correcto que ponga en acción el resto de la maquinaria. Olvídate de tu competencia por un segundo y piensa solo en tu idea, en tu proyecto y en ti.

No caigas en uno de los errores más comunes de todo emprendedor novato: inspirarse para su imagen de marca en lo que le funciona al vecino.

Tal vez al principio funcione... pero si lo que muestras no es en realidad lo que te representa, tarde o temprano tu fachada empezará a desmoronarse y rediseñar de nuevo una imagen de marca tan deteriorada puede ser muy complicado. Y confundirás a tus lectores o clientes que no entenderán qué es lo que ha pasado con tu antiguo YO.

Busca lo que te hace diferente, analízalo, desgránalo y transfórmalo en colores, tipografías, decoración, sentimientos y emociones. Vamos a diseñar juntas no solo la imagen que represente a tu marca, sino la que consiga transmitir todo lo que tienes dentro de ti. Marca la diferencia, pero márcala de verdad.


¿Te apuntas?




2.­ TU PÚBLICO POTENCIAL: EL ANÁLISIS.



En este blog hemos hablado repetidas veces sobre tu público ideal y la necesidad de dirigirte en exclusiva a él para posicionarte como experta y especializarte en tu tema.

Escribir para todos solo conseguirá que pierdas el norte y te desvíes de tu objetivo, además de que dividirás tus esfuerzos en posicionarte correctamente en varias opciones y trabajarás más de lo necesario obteniendo los mismos resultados.

Tu público ideal es aquel que de verdad necesita lo que tú ofreces, quiere aprender contigo a cambiar su vida y está dispuesto a comprar lo que tú vendas para solucionar sus problemas.

Dependiendo de tu tipo de proyecto puedes necesitar más o menos datos sobre él, pero lo importante es que definas su perfil lo mejor posible y cada vez que te sientes a escribir, lo hagas pensando en él.

Para empezar a diseñar tu perfil puedes basarte en el tipo de público que atrae tu competencia directa. Su sexo, edad, estatus social, lifestyle, problemas por solucionar... anota todo lo que te parezca interesante y pienses que puede serte útil a la hora de diseñar una estrategia para atraerles a tu blog.

Lee sus comentarios, dudas, preguntas, consultas... todo lo que seas capaz de encontrar. Y crea una primera base de datos con toda esa información para empezar a trabajar. Tendrás que hacer una criba y seleccionar los rasgos que te interesen.

Tal vez no te interese atraer a personas que en realidad solo quieran ayuda gratuita si estás pensando en ganar dinero ofreciendo tus servicios. Si es así, elimina sus rasgos de tu base de datos hasta quedarte solo con los que necesitas.

Una vez tengas a tu lector definido, ha llegado el momento de ponerle nombre y voz. Incluso puedes dibujarlo para sentirlo más real. Y agrupa sus características y necesidades en una sola frase.

Por ejemplo, mi lectora ideal es: mamá emprendedora con poco tiempo y mucha ilusión que quiere mejorar su calidad de vida, profesionalizar su blog, impulsarlo y hacer realidad su idea.

Cuando tengas la tuya no olvides apuntarla con letras mayúsculas y tenerla siempre a la vista, te ayudará a escoger la palabra o expresión adecuada cuándo sientas dudas. Te garantizo que si lo haces bien y dedicas el tiempo necesario a esta actividad, empezarás a notar los cambios muy pronto.

No ya en los comentarios, que desde que aparecieron las redes sociales han disminuido bastante, sino en el número de visitas, páginas vistas y estancia en tu blog. Incluso puede que baje tu índice de rebote, lo que significará que tus visitas entran, se quedan, navegan y regresan.

Por supuesto, si tu idea todavía no está materializada, este paso es de vital importancia antes de empezar a escribir la primera entrada de tu blog, incluso el Sobre Mi. Tómate tu tiempo, no hay prisa. Lo importante es que el resultado sea perfecto ¿no crees?




3.­ TU MISIÓN: UN OBJETIVO ALCANZABLE.




Este apartado puede crear confusión si no has delimitado al detalle el perfil de tu cliente o lector ideal y si no tienes claro cuáles son los valores que quieres transmitirles cuando visiten tu web o redes sociales.

Todo emprendedor tiene una misión y esta debe quedar patente en su proyecto. Una misión es un objetivo definido, trazado de antemano, creada para solucionar un determinado problema que causa dolor en tu lector o cliente ideal.

Tu misión es solucionar ese problema o dolor de forma eficaz y real. Tu objetivo es cumplir tu misión con cada uno de tus lectores o clientes para conseguir aumentar su confianza en ti, tu marca o proyecto.

Cuánto más confíen en ti, más receptivos serán a tus promociones, campañas y llamadas a la acción. Por este motivo, te aconsejo dedicar todo el tiempo que necesites a descubrir cuál es tu misión y comunicarla de forma clara y concisa, sin medias tintas, directa al grano.

Ya hemos hablado varias veces del poco tiempo del que disponemos para conectar con  nuestros nuevos lectores. Ya no solo por el ritmo tan acelerado de vida que llevamos todos hoy en día, sino porque una vez visiten tu web si a simple vista no encuentran lo que buscan, desaparecerán. Y tú quieres que se queden ¿verdad?

Para transmitir tu misión puedes usar imágenes y palabras, un tagline efectivo y fuerte, capaz de generar empatía, acompañado de la imagen adecuada, puede marcar la diferencia entre un nuevo suscriptor o un alto porcentaje de rebote.

Piensa detenidamente en los problemas que causan dolor a tus lectores o clientes ideales y cómo puedes solucionarlos. Elige uno de ellos, el más preocupante, o prueba a unificar un par de ellos si cuentas con la solución adecuada para varios.


Redacta un lema persuasivo y motivador, cargado de la emoción que quieres transmitir y ponlo bien a la vista en tu web.



Por ejemplo, mi lema es: Diseño y Estrategia para Bloggers y Emprendedoras Valientes y Soñadoras. Pero cuando terminé de redactarlo era demasiado frío, no terminaba de sentirme 100% identificada con él. Por eso opté por usar: Visual Storytelling: Tu Estrategia para Triunfar.

En realidad es lo mismo ya que me dirijo al mismo público, pero aunar mis dos técnicas de marketing favoritas en la misma frase que Tu Estrategia para Triunfar deja claro que puedo ayudarte a hacer realidad tu idea tanto a nivel visual como de estrategia. Y hablar de me ayuda a conectar a un nivel mucho más profundo contigo.

Para diseñar un tagline efectivo tendrás que trabajar los siguientes puntos básicos:


   ¿Qué problema solucionas?

  ¿A quién se lo solucionas?

  ¿Cómo lo solucionas?

  ¿Qué te hace especial y diferente al resto?

  ¿Por qué habrían de elegirte a ti y no a tu competencia?


Una vez tengas respuestas para las preguntas precedentes, llega el momento de sentarse a perfilar detalles. Necesitas resumirlo todo en una frase impactante, que logre transmitir la esencia de tu marca y conectar con todo aquel que caiga en tu web, ya sea de manera consciente o por casualidad.

Piensa que tu misión es la forma en que ayudarás a tus lectores a mejorar su calidad de vida, lo que tú ofreces que solo conseguirán si trabajan contigo. Pon un trocito de ti en cada palabra, no te quedes en la superficie, baja al mundo de las emociones, empápate de ellas y déjate llevar.

Cuando lo tengas, respira. Escríbela en grande, léela en voz alta. A solas, a tu novio, a tu amiga, a tu hermana... a todas las personas importantes de tu vida. Y hazlo con voz seria, cómica, triste, feliz... Prueba a memorizarla y recitarla de forma forzada, natural, desenfadada, de carrerilla... hasta que la sientas parte de ti.

Cuando seas capaz de utilizar sinónimos mientras la pronuncias, de dar explicaciones adicionales sin dudar cuándo te pidan ampliar la información o desarrollarla sin quedarte en blanco y sin que te tiemble la voz, tendrás tu misión perfecta, diseñada por y para ti.

Y habrá llegado el momento mas creativo del proceso, en el siguiente punto vamos a dejar salir tu inspiración para darle sentido a todas esas ideas y análisis que hemos ido anotando hasta ahora.




4.­ TU MOODBOARD: LA INSPIRACIÓN A LA PALESTRA.



Una vez has definido tu público ideal y escogido el mensaje que transmita tus valores de forma clara y concisa, llega el momento de la inspiración, la parte más divertida y creativa. Mi favorita.

Y la plasmaremos en tu primer moodboard, un panel creativo y visual que te servirá de inspiración para diseñar el alma de tu proyecto.

Empezaremos desde el principio, para que disfrutes de cada pequeño avance. Y te contaré cómo diseñé yo la imagen de marca de mi Perro de Papel, por si te sirve de inspiración. Te aviso que me llevó bastante tiempo decidirme por la tipografía y gama cromática que transmitiese exactamente lo que yo quería.

Y una vez conseguido, ha ido evolucionando conmigo. Es decir, la imagen actual de mi blog no es idéntica a la original. Y es que tu marca no es algo estático, sino vivo, latente, en constante evolución. Igual que tus ideas y tú. Después de todo representa tus valores y filosofía que cambiarán y evolucionarán contigo.


Muchos profesionales aconsejan diseñar una imagen de marca atemporal,que no pase de moda. Reconocible, impactante y original. 


Yo misma tuve estos tres puntos presentes a la hora de diseñar mi Moodboard, pero después de tres años, que en comparación con otros proyectos más grandes que el mío es un suspiro, ha cambiado sin remedio y es que si, como yo, eres inquieta, creativa y te gusta aprender cosas nuevas cada día, es inevitable crecer y tu marca lo hará contigo.

Así que mi experiencia es que la atemporalidad se me queda pequeña, necesito una imagen cambiante, capaz de adaptarse a mis circunstancias actuales en cada momento. Pero eso no es problema, no te preocupes, lo importante es tener claro el punto de partida y no cortarte nunca las alas. Mientras tengas claro tu objetivo, todo lo demás se irá adaptando poco a poco a él.

Puedes rediseñar tu moodboard las veces que necesites: cambiar colores, tipografías, decoración... Como te comento, yo lo he hecho varias veces. El límite lo marcas tú, recuerda que eres el alma de tu marca.

Mi azul inicial era mucho más oscuro, menos brillante que el actual. Y lo acompañaban el color negro y el gris. Los primeros meses seguí en esa línea. Me transmitía paz, seguridad y tranquilidad.

Todo lo que necesitaba para seguir adelante con mi proyecto y los sentimientos que quería transmitir a mis lectores. Era nueva en el mundo blogger y necesitaba ganarme tu confianza, demostrarte que soy una persona seria, profesional y trabajadora. 

Así que aunque al principio dudé entre elegir mi otro color favorito (violeta) o el azul, tras estudiar detenidamente Psicología del Color y adentrarme en el mundo de las emociones... el azul fue el escogido.

Respecto a la tipografía, tuve muchas dudas. Quería un tipo de letra informal sin ser infantil, original sin exceso de decoración, sencilla de leer y que transmitiese cierta sensación de cercanía. El primer tipo de letra de El Perro de Papel fue la fuente Thinpaw que puedes ver en mi primer logotipo:







Junto a los colores que te comentaba que, aunque me gustaban, conforme mi pasión fue creciendo, se me quedaron pequeños. Necesitaba otras tonalidades más alegres y vibrantes. Quería transmitir no solo confianza, sino positividad y felicidad.

Mi nuevo objetivo era hacerte sentir capaz de cumplir tus sueños, como yo estaba cumpliendo, poco a poco, los míos. Por ese motivo mis colores fueron evolucionando y ampliándose.

Apareció el rosa fuerte y femenino, el verde esperanza de la primavera (mi estación favorita) y el violeta, mi olvidado color favorito, místico y brillante. También le di más fuerza al azul, haciendo que brillase mucho más.

Después de volverme loca unos días buscando colores vibrantes y alegres pero no demasiado chillones y estrafalarios, rediseñé mi paleta e incluí una nueva fuente: Wanderlust Letters




Una tipografía tipo acuarela pero legible. Tan de moda ahora. Pero que no será la definitiva pues he decidido que quiero que comprendas que tu marca tiene que evolucionar contigo y para ello, tengo que predicar con el ejemplo ¿no crees?

Y también cambiaron las tipografías del blog: Patrick Hand y Open Sans dejaron su lugar a Oswald y Raleway. La primera con más fuerza y la segunda clara, fina y elegante. La combinación perfecta para transmitirte con fuerza y coherencia mi mensaje de que los sueños se cumplen si luchas por ellos con ganas y dedicación.

Mi nueva imagen ha llegado para quedarse durante un tiempo, hasta que sienta que necesito variar mi mensaje y empiece a diseñar un nuevo Moodboard para compartirlo contigo. Se acabaron los diseños encorsetados y la atemporalidad, quiero una marca viva, vibrante y que crezca y evolucione adaptándose a mi.

Así que para terminar he diseñado un miniebook con los pasos básicos para diseñar tu primer moodboard juntas: TU MOODBOARD: IMAGEN DE MARCA PARA ENAMORAR

Puedes descargarlo después de compartir esta entrada en tu red social favorita de forma pública desde el siguiente botón:







Y no olvides pasarte por aquí para contarme cuál ha sido tu experiencia diseñando tu primer moodboard, espero que disfrutes del proceso creativo tanto como lo hice yo en su día.



Llegados a este punto ya tienes claro:


  Lo importante que es diseñar tu imagen de marca 100% personalizada.

  A quién te diriges y cómo conectar emocionalmente con ellos.

  Cuál es tu misión, qué problema solucionas y cómo lo harás.

  Tu moodboard: tu panel visual de inspiración.


El siguiente paso sería materializar todo lo que has anotado en cada punto, relacionarlo con tu panel de inspiración y empezar a diseñar y trabajar en cada detalle de tu blog, gráficos, papeleria, fotografías...



CONOCE MI NUEVO PROYECTO
APRENDE A DISEÑAR MARCAS CON ALMA






¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!

Te encantará:

5 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)

  1. ¡Qué gran post!

    Cómo siempre me tienes acostumbrada. :-D

    Llevo tiempo dándole vueltas a la cabeza a rediseñar mi blog o variarlo un poco. Y justo vas tú y publicas este post.

    Muchas gracias.

    Ahora sólo me resta buscar el tiempo para hacerlo :-D

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah! qué se me pasa. Lo del webminar que propones, es una buenísima idea.

      Yo desde ya, me apunto. :-D

      Eliminar
    2. ¡Hola, preciosa!

      ¿Sabes que nuestra conversación me sirvió de inspiración para preparar el índice del paso a paso? Eras mi lectora ideal para esta entrada y en cierto modo la hice para solucionar algunas de las dudas que me planteaste :)

      ¡Así que me alegra mucho que te haya gustado! :D

      ¡Muchas gracias por estar siempre ahí! Beso ♥

      Eliminar
  2. Sin quitarle importancia al tema del diseño, que la tiene y mucha. Esto de definir la imagen corproativa es un trabajo que ha de llegar hecho a la mesa del diseñador. Has de pensar mucho en lo que ya has expresado en el post, la clásica misión, visión valores, pasando por que quieres vender y a quién, que filosofía existe detrás tuyo.

    Con todo esto solucionado, tu modelo de negocio, tu estrategia, y por supuesto el diseño corporativo, es algo bastante más sencillo que sentarse delante de una hoja en blanco pensado "quiero una imagen corporativa", porque quizás te salga un diseño estupendo pero que no tenga nada que ver con lo que quieres representar.

    Así que si, es importante, pero antes has de trabajar mucho en definir claramente quién queres, que quieres, que representas y para quién lo representas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jose!

      Tienes toda la razón del mundo. El diseñador puede ser un gran profesional, pero de momento no somos adivinos ;) Si no nos dan el perfil de cliente, sus objetivos, el alma de su marca, filosofía, valores... podemos transmitir lo que nosotros nos inspira en vez de lo que realmente pretende transmitir el cliente.

      Es un proceso complicado, pero imprescindible para que el resultado final sea perfecto.

      ¡Muchas gracias por tu comentario y feliz domingo! ^^

      Eliminar



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.