Aprende a enamorar a tus suscriptores gracias al Visual Storytelling en 5 pasos

marzo 06, 2016

Aprende a enamorar a tus suscriptores gracias al Visual Storytelling en 5 pasos


Una newsletter no tiene porqué ser aburrida, pero tampoco pasarse de original. Ya has elegido tu plataforma y antes de lanzarte, necesitas diseñar la plantilla de tu boletín a juego con tus colores corporativos y en la misma línea de diseño que tienes en el blog. Solo tienes una oportunidad para atraer la atención de tus suscriptores, así que no la desaproveches.

Hoy quiero hablarte de los 5 pasos que no debes saltarte si quieres enamorar a tus suscriptores. Y usaremos como base la técnica de marketing que me tiene enamorada: el Visual Storytelling. Voy a contarte cómo contar una historia que conecte emocionalmente con quién la lea, empezando por el título. Y también como seleccionar las imágenes correctas para reforzar tu mensaje.

Verás que, aunque lo parezca, no es tan complicado. Solo tienes que tirar de imaginación, inspiración y creatividad. Bueno, y saber para quién escribes. De nuevo, tu suscriptor o lector es el centro de toda tu estrategia, así que te recomiendo empezar por definir quién es, cómo es y qué es lo que necesita, para calar hondo en su corazoncito.


PASO 1: EL TÍTULO.


El título de tu newsletter es la parte más importante de tu campaña de email marketing. Te aconsejo dejarlo para el final, una vez que tengas todo redactado y maquetado, para decidir qué frase sugerente puede despertar mejor la atención de tus suscriptores.

Piensa que recibimos decenas de emails publicitarios al día. Seguro que no quieres que después de invertir horas de trabajo en diseñar el boletín perfecto, vaya directo a la papelera sin leer ¿verdad? Pues de ti depende que sea así o no.

Tienes una línea para captar la atención de tu suscriptor y despertar su interés para conseguir el ansiado click de apertura. Si conoces bien a tus suscriptores y te has tomado tu tiempo en analizar sus perfiles o pasarles una breve encuesta sobre sus gustos, necesidades y preferencias, tendrás una idea más o menos clara de lo que esperan de ti.

Sabrás si prefieren títulos curiosos, simpáticos, que les dejen con la duda o les motiven para abrir tu newsletter y seguir leyendo. Una buena idea, si todavía no has analizado su comportamiento, es revisar las entradas más visitadas de tu blog y anotar ideas sobre qué tipo de títulos utilizaste en ellas.

Hay diversas formas de diseñar y estructurar tu título, pero su efectivada depende, como siempre, de la personalidad y deseos de tus suscriptores. Utilizar una fórmula genérica es un poco ambicioso, ya que no funciona igual con todo el mundo. Todos y cada uno de nosotros somos diferentes.

Pero un recurso que suele funcionar bien, sea cuál sea tu perfil de suscriptor, es dejarle con la duda sobre el tema del boletín. Despertar su interés mencionando una de sus preocupaciones del día a día dentro del nicho de tu temática e incentivarle a abrir tu newsletter para descubrir la respuesta.

Y aquí no vale jugar sucio. Sé sincera y transparente. No hagas en tu título una promesa que no vayas a cumplir dentro de tu boletín. A nadie le gusta sentirse engañado y darse de baja es muy sencillo. O debería.


Ejemplo de este tipo de títulos:

  Hoy quiero contarte mi secreto para (el principal interés de tu suscriptor).
  Conseguir (el principal deseo de tu suscriptor) no es complicado, te diré cómo lo hago yo.
  ¿Pensando en abandonar (la principal preocupación de tu suscriptor)? Mira esto.
  Me encantan estos (uno de los hobbies de tu suscriptor), mi preferido es el número 3.
  ...


Y así, hasta el infinito. Pero, como ves, aunque estas combinaciones pueden funcionar dentro de una temática general, cuánto más específica seas y mejor conozcas a tus lectoras o suscriptores, más posibilidades tendrás de acertar.

PASO 2: EL TAGLINE.


La frase principal, dentro de tu boletín, que aparecerá en su bandeja de entrada junto al título. La ocasión perfecta para terminar de despertar su curiosidad e interés.

La mayoría de newsletter prediseñadas traen la típica frase por defecto encima de la cabecera: para visualizar la versión online haz click aquí. ¿Qué valor aporta a tu suscriptor ver el comienzo de esa frase en su bandeja de entrada? ¿Crees que la posibilidad de poder ver tu boletín online le resulta atractiva o sugerente?

Cámbiala por otra más atractiva que aporte información interesante a tu título. La idea es que a un simple golpe de vista de su bandeja de entrada, tu correo destaque entre los demás para que sea el elegido. No desperdicies esta estupenda oportunidad para conseguir tu objetivo.


Tomando los ejemplos anteriores:

  Hoy quiero contarte mi secreto para (el principal interés de tu suscriptor).
TAGLINE: a partir de mañana no querrás hacer otra cosa.

  Conseguir (el principal deseo de tu suscriptor) no es complicado, te diré cómo lo hago yo.
TAGLINE: en dos minutos cambiará tu forma de pensar.


¿Ves? Reforzamos el mensaje del título y motivamos a nuestro suscriptor a seguir leyendo lo que hemos preparado para él. En este tipo de mensajes subliminales suele funcionar muy bien hacer referencia al tiempo que tardará tu suscriptor en implementar tu solución o al beneficio emocional que obtendrá después de leerte.

Tu objetivo es conseguir conectar con él y hacerle sentir que tienes la respuesta a ese deseo o problema que le tiene tan abatido. Y utilizando solo dos frases diseñadas pensando en él, puedes conseguirlo.


PASO 3: LA CABECERA.


Ya has captado el interés de tu suscriptor, ha hecho click motivado por tu título y el tagline y está dentro de tu newsletter. No puedes estropearlo ahora con una imagen escogida al azar, de mala calidad y mal integrada en tu plantilla.

La fotografía que utilices tiene que reforzar el mensaje o tu imagen corporativa. Es decir, puedes optar por:



  Adaptar tu logotipo a las dimensiones de tu boletín para reforzar tu imagen de marca y añadir imágenes relacionadas con el tema a lo largo del boletín.

  Editar una imagen relacionada con el tema de tu boletín e ir cambiándola en cada nueva newsletter.



Mi opción favorita es la primera. Y es la que yo uso en mis campañas de email marketing. Pienso que lo más importante es reforzar tu imagen de marca. Utilizar una imagen distinta en cada newsletter puede crear confusión en tus suscriptores, pero ambas opciones están ahí y cada una cumple un objetivo diferente.

Solo tienes que hacer tus propias pruebas y análisis para decidir cuál te funciona mejor. Para suscriptores recurrentes puedes probar a utilizar diferentes imágenes en tu cabecero, pero si piensas en los nuevos que todavía te están conociendo... tal vez tengas que tener cuidado con esta segunda opción.

Recuerda, no queremos aburrirles con una newsletter demasiado sosa y automática, pero tampoco confundirles.



PASO 4: EL PRIMER PÁRRAFO.


Llegados a este punto, tu suscriptor ya está deseando saber qué es eso tan interesante que pondrá fin a sus preocupaciones. Utiliza el primer párrafo para conectar más profundamente con él y crear una atmósfera de confianza entre ambos.

Lo maravilloso del email marketing es la gran potencia que tiene para entrar en el ámbito privado de tus suscriptores, está leyendo tu mensaje en su correo personal y eso lo hace más íntimo y cercano. Por consecuencia lógica, será más receptivo a lo que tengas que contarle.

Utiliza tu primer párrafo para crear empatía, comparte alguna anécdota de tu día a día con la que sepas que se sentirá identificado. Si consigues arrancarle una sonrisa, es genial, porque una persona feliz con una sonrisa en la boca está mucho más abierta a lo que tengas que contarle.

Y resume de forma breve y concisa tu solución o propuesta de valor, esa que vas a desarrollar y combinar con imágenes de calidad a lo largo del cuerpo de tu boletín. No te extiendas demasiado, presenta el tema principal de tu newsletter en un par de líneas sugerentes y atractivas. Ya tendrás tiempo de entrar en detalles y beneficios emocionales más adelante.


PASO 5:  EL CIERRE.


¡Perfecto! Has conseguido que tu suscriptor lea por completo tu mensaje. Ahora es el momento de ayudarle a procesarlo y tomar una decisión al respecto. Le has guiado a lo largo de cada párrafo, manteniendo su atención gracias a la fuerza de tus imágenes, y has logrado cumplir tu objetivo. Ha llegado al final del correo.

¿Y ahora qué? Cuéntale el siguiente paso, lo que esperas de él. Sin andarte con rodeos. Ya te has ganado su confianza, no trates de manipularlo o utilizar malas artes para que haga lo que tú quieres. Pídeselo amablemente y si de verdad el contenido que has compartido tiene el valor suficiente para él, estará encantado de echarte una mano.


Los objetivos de una newsletter pueden ser varios:

  Que visite la última entrada de tu blog.
  Presentar tu último producto o servicio.
  Invitarle a un webinar especializado.
  Que reenvie el boletín o lo comparta en sus redes sociales para aumentar tu reputación online.
 ...


El objetivo de tu boletín debes tenerlo claro desde el principio, después de todo es el motivo por el que has invertido tanto tiempo, creatividad y esfuerzo en diseñar la newsletter perfecta para tu campaña de email marketing.


¿Verdad que no ha sido tan complicado? Además, si el tema de conseguir imágenes de calidad es una de tus asignaturas pendientes, te recuerdo que en el Blog Privado tienes dos packs de fotografías de alta calidad y libre uso que puedes utilizar para reforzar tu mensaje.

Juntas suman más de 1200 imágenes y puedes hacerte con los dos Packs de Fotografías para Bloggers si te suscribes a mi Comunidad Privada de Bloggers y Emprendedoras Soñadoras haciendo CLICK AQUÍ.

Además, encontrarás un montón de cursos y manuales gratis, tendrás acceso a mi biblioteca de recursos digitales, podrás disfrutar de promociones y descuentos exclusivos y acceder al blog privado, dónde comparto contenido único y de gran valor que no publico en este blog. Seguro que te sirve para seguir avanzando con paso firme.


EXTRA:

Mi último webinar tumbó mi nueva web durante dos horas... sí, lo que se llama morir de éxito... más de 100 personas conectadas... Y yo pensando que seríamos menos de 50 porque casi todas éramos mamás y me escribieron para decirme que verían la grabación.

Pues bien, lejos de desanimarme... ¡me he puesto las pilas! Y este mes de marzo la temática escogida es Emails que Enamoran. Quiero desarrollar los 5 puntos que acabo de compartir contigo más detalladamente para intentar transmitirte la gran importancia de aplicar el Visual Storytelling a tu estrategia de email marketing.

¿Te apuntas? Pues haz click en el siguiente botón, déjame tus datos de contacto y te mantendré informada de las novedades:




Y recuerda:

Mantén siempre la coherencia y el equilibrio perfecto entre imágenes y textos para conseguir conectar con tu lector. No queremos aburrirle, pero tampoco sobrecargarle de información.

TABLA DE CONTENIDOS




Introducción y Comparativas. LEER AQUÍ.

Enamora a tus suscriptores en 5 pasos. LEER AQUÍ.

5 errores habituales de novato + vídeo grupos y formularios. LEER AQUÍ.

Cómo aumentar la interacción + vídeo reputación por estrellas. LEER AQUÍ.

Plantillas responsive para tus newsletter + plantillas descargables. LEER AQUÍ.

Envíos y automatizaciones + vídeo autoresponders. LEER AQUÍ.

Objetivos medibles y cuantificables + vídeo estadísticas avanzadas. LEER AQUÍ.

Consejos y recomendaciones finales. LEER AQUÍ.





¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!


Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.