7 excusas que te impiden emprender un negocio (y cómo acabar con ellas)

mayo 22, 2016





Hoy tengo una invitada muy especial, Edith Gomez, de Gananci, que estuvo por aquí hace muy poco para compartir con nosotras 8 estrategias efectivas para fidelizar a los clientes de tu e-commerce. Porque sí, como ella misma dice, hoy en día es fácil montar una tienda online, puede hacerlo cualquiera incluso sin saber nada de diseño y programación.

Lo difícil es vender. Y más aún, ser capaz de fidelizar y enamorar a tus clientes. Es indiscutible que los sistemas de ventas han cambiado y tenemos que adaptarnos a esta nueva etapa si no queremos ser las rezagadas y quedarnos atrás ¿no crees?

Así que hoy vamos a hablar de excusas. De esas dudas y miedos por las que todas y cada una de nosotras pasamos cuándo estamos a punto de tomar una de las decisiones más importantes de nuestra vida: emprender nuestro negocio online y hacer de nuestra pasión nuestra forma de vida.

Te dejo con ella:



EXCUSAS QUE TE IMPIDEN EMPRENDER + SOLUCIONES



¿Estás cansado de la rutina, el estrés y de tu jefe? La gran mayoría pasa por esta etapa, tranquila, no eres un bicho raro.

Te sientes en una especie de bucle sin salida porque estás desmotivada en tu trabajo, ya sea porque hay un ambiente tóxico en la oficina, no te llevas bien con tu jefe, pasas más horas de la cuenta trabajando, el salario es bajo, no puedes seguir creciendo dentro de la empresa, o simplemente estás pasando por un problema personal.

El problema es que muchas veces seguimos y seguimos, intentando ver lo positivo dentro de lo malo, pero llega un momento en que explotamos. Es aquí cuando tenemos que ser fuertes emocionalmente y decidir si salir de nuestra zona de confort para vivir en paz con nosotros mismos.

Llegados a este punto nos damos cuenta de que queremos cambiar y encontrar un estilo de vida que nos haga sentirnos bien. Es cierto que tenemos miedo a lo desconocido y al fracaso, pero no debemos dejar que se apodere de nosotros y nos paralice.



¿Te sientes así? ¿Crees que estás estancado y no sabes qué camino elegir?




Estas son las excusas más habituales por las que no te atreves a cambiar de trabajo y la forma más fácil de acabar con ellas:



1. No tengo formación ni experiencia



¿Sabías que Steve Jobs no acabó sus estudios universitarios porque no tenía dinero suficiente?

Este es un ejemplo sencillo para darnos cuenta de que si te apasiona algo, buscarás la forma de aprender sobre ello aunque haya barreras que te lo impidan.

Todo el mundo aprende con la práctica, incluso algunos expertos afirman que no tener mucha experiencia puede ser positivo porque te permitirá ver las cosas de forma diferente.

Seguramente quieras iniciar un negocio del que quizás no conozcas todo a la perfección. Jobs no era programador ni reparaba ordenadores, pero sí supo identificar las necesidades de los consumidores y crear una buena imagen de marca.

Todo está en Internet y hay mucha gente dispuesta a ayudarte. Además, un pilar fundamental a la hora de iniciar un negocio es encontrar un socio que te complemente y que pueda aportar valor a la empresa.



2. No tengo dinero



Hoy hay muchas alternativas para conseguir el dinero que necesitas, desde vender tus pertenencias por Ebay, pedírselo a tus amigos y familiares, préstamos bancarios, ayudas y subvenciones o crowdfunding.

Por otro lado, es importante que ahorres lo máximo que puedas hasta que empieces a generar beneficios.

Para ello:

  Contrata a freelances en lugar de contratar a un equipo profesional.

  Empieza desde casa y no alquiles o compres un local, por ejemplo.



3. Es arriesgado



Si lo piensas es igual de arriesgado depender de un jefe que puede despedirte cuando quiera (y más en estos tiempos) que abrir tu propio negocio. Las jornadas a tiempo completo están tendiendo a reducirse y cada vez es más inusual este tipo de contratos.



4. No tengo conocimientos sobre cómo gestionar un negocio



Siempre van a surgir nuevos retos, problemas y aprender a gestionarlos y solucionarlos es parte de este juego. Lee mucho, pregunta a expertos, asiste a networkings e investiga por tu cuenta. Te aseguro que es muchos más sencillo ésto que trabajar en un ambiente tóxico.



5. Hay mucha competencia



Esto es verdad, pero no todos hacen las cosas bien. Hoy más que nunca cualquiera puede iniciar un negocio por Internet y formar su tienda online. Sin embargo, no todos descubren su propuesta valor, lo que les diferencia de los demás y lo que hace que su público objetivo se decante por ellos.



6. ¿Y si fracaso?


Escuchamos la palabra fracaso y se nos cae el mundo encima. El fracaso no es malo, al contrario, cometer errores significa que hemos aprendido algo nuevo y eso forma parte del emprendimiento.

A veces acertaremos y otras nos equivocaremos, es ley de vida. No nos sintamos culpables por haber elegido un camino en lugar de otro y veámoslo como algo positivo. Al menos hemos aprendido más sobre el negocio y sobre nosotros que quizás nunca hubiésemos descubierto.


7. No sé qué es lo que me gusta



Es difícil hacer un cambio en nuestra vida si no sabemos qué es lo que realmente nos apasiona y a qué estaríamos dispuestos a dedicarnos gran parte de nuestra vida.


Piensa en estos tres factores:

  Qué te motiva.

  Qué se te da bien hacer.

  Cómo puedes ponerlo en práctica. 


Y cuando consigas una respuesta, entonces estarás preparado para dar ese salto.

Algo que te ayudará a conocerte será un DAFO, el cual contribuirá a conocer tus fortalezas y potenciarlas, y detectar tus debilidades y mejorarlas.




Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Puedes encontrarla en Twitter como @edigomben





¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.