5 estrategias para hacer engagement con tu lector.

agosto 22, 2016



¿Cómo están? Los lunes siempre suelen ser los días más difíciles, pero cuando eres emprendedor el lunes puede ser tu día de descanso, o solo otro día más dedicado a tu emprendimiento.

La realidad es que como mujer y emprendedora digital las cosas cambian mucho la manera de ver y actuar en el mundo, ahí donde los demás ven desesperanza o hartazgo tú ves oportunidades y puertas abiertas (o por abrir).

Recuerdo el día (ni tan lejano, semana pasada!) cuando desperté y me di cuenta que ya no había más universidad, que los días de "escolar" habían terminado y que ahora, delante mío estaba mi blog, mi proyecto y mis sueños.

Y, como dice la canción, todo cambia.

¿Recuerdas ese momento donde te diste cuenta que no había vuelta atrás? Todas esas emociones que yo experimenté en lo que algunos llaman epifanía, alguien más lo sintió también. Esta conexión debo ser capaz de plasmarla en letras para que mi lectora sienta que entiendo lo que ella misma ha pasado.

Y si tú quieres que en tu blog no haya un número más o una estadística de usuario, sino que lo que te interesa es la gente de carne y hueso que conecta contigo y tu blog necesita que este vínculo sea sólido y duradero... te presento desde la comunicación emocional y el storytelling:

 

5 estrategias para conseguir engagement con tu lector. 


Conecta contigo misma


Conectar implica un proceso de dos vías, donde para que alguien acceda a dejar que conozcas sus sentimientos primero debes tú conocer los propios.

Esto no se trata de coaching emocional, pero podría decirse que conectar con alguien es casi imposible si previamente tú no conectas con tu parte emocional.

Ya los expertos del marketing lo han dicho hasta la saciedad, las personas nos movemos por las emociones, por ello las estrategias de atracción y conversión en nuestros sitios web no debe basarse en los beneficios materiales o inmediatos, sino en la emoción o sensación que producirán una vez que los tengan.

Tu producto puede aliviar el estrés, ayudar a sentirse más segura, a superar los miedos, a ser más libres, felices, sentirse más capaz, etc.

¿Pero cómo puedes redactar desde la emoción si tus emociones son un desbarajuste?


Para conectar con los demás deberás primero conectar contigo.


Ese lado sensible es el que podrá marcar la diferencia en tu audiencia, en que te recuerden o seas un blog más, un negocio más.

Y por razones cada vez más notorias, esas emociones con las que debes acercarte más son las que consideres que tu lector ideal también siente cuando tiene los problemas que tú quieres resolver.

¿Sabías que según los médicos los humanos solo tenemos 4-6 emociones? Sí, como en la película Intensamente. Esas 6 emociones (para algunos menos) son las que orientan a toda la humanidad, aquí y en China. 

Cuando puedas poner en palabras el miedo que te produce perder tu trabajo (y la seguridad que esto genera) serás capaz de hacerle sentir ese mismo miedo a tu lectora y con ello tendrás la capacidad de conectar con ella.

Pero si no sabes exactamente cómo reconocer el miedo o no eres capaz de admitirte a ti misma vulnerable serás incapaz de tocar las fibras sensibles de nadie más.



Repasa tu historia y la de tu cliente ideal


Las historias, como ya dije en la entrada anterior, son un factor diferenciador. No puede haber copia alguna de ella porque cada persona y cada situación es única.

Esta historia personal es muy compleja, si escribieras toda tu vida en papel saldrían más de 3 trílogias listas para el cine. Por eso luego nos saturamos de información y no somos capaces de discernir qué le puede interesar a nuestra audiencia y qué no.

Así que con tus emociones a flor de piel tendrás que repasar tu historia ¿Qué puntos conexos hay entre ella y tu lector?

Puede ser que tu lector sea una versión tuya previa al lugar en el que estás ahora o, por el contrario, puede ser que nada tenga que ver lo que tú has vivido con las personas a las que ayudas.

¿Esto es posible? Pues desde mi particular caso uno de mis blogs está dirigido a personas con las que no tengo nada en común, entonces la misión es más laboriosa porque al desconocer a tu audiencia meta eres incapaz de conocer y analizar lo que desean conseguir.

Y por supuesto las emociones que los mueven para así ofrecerles lo que ellos quieren leer.

Así que aquí deberás conocer a tu cliente ideal, la mejor forma es con una persona cercana tuya que entre en el perfil, pero si esta no existe, tendrás que revisar los comentarios, ahí, en ellos, estará la fuente de la que posiblemente sea la historia modelo de tu cliente.



Conoce varios casos


Como bien dicen no hay que generalizar los casos porque podemos cometer el grave error de equivocarnos.

Si tienes ya lectores puedes revisar comentarios o mejor aún, hacer encuestas que te permitan conocer específicamente lo que necesitas.

Desde cuál es su mayor problema hasta las redes sociales, su sexo, edad y su estilo de vida.

Cuando trabajamos procesos de investigación hacemos algo llamado muestra representativa, donde tomamos el número total de nuestra audiencia y de toda ella recabamos un porcentaje de información que "demuestre" la mayoría de ella.

Ya que es difícil hacer esto elegiremos una muestra representativa del tráfico de tu blog o de tu cantidad de suscriptores.

Por ejemplo si tienes 2000 suscriptores ¿A cuántos crees que debes hacerle una encuesta? Puedes usar la calculadora y dependiendo del margen de error, tendrás que conseguir la respuesta de más o menos.

Para comprender a tu audiencia tienes que saber cómo es y lo que espera, su historia como he dicho, de cada persona es única. Por ello iremos al punto número 4.



Encuentra los puntos conexos


Sí, las historias son únicas, pero las vivencias como tal no. Hay puntos conexos que indudablemente podrás encontrar en tu historia y en la de muchas personas más.


1. El primer empleo

2. El amor de pareja

3. La muerte de un ser querido

4. La angustia del dinero

5. La felicidad del nacimiento de un hijo

6. La insatisfacción profesional

7. Los momentos de baja autoestima o falta de confianza

8. Los miedos de emprender un negocio.


¿Puedes verlo con mayor claridad?

Esos momentos no se vivirán igual, jamás. Pero son puntos conexos, puntos que tú también eres capaz de recordar o de haber vivido y que sin duda te remitirán a emociones intensas, memorables.

Si eres capaz de conectar con esas vivencias en común pronto habrá una conexión real entre tu lector y tú.

Y créeme en todas las historias hay elementos que podemos aplicar para el clásico "Me identifiqué con esto..."

Es hora de hacer que tu blog se vuelva una aventura compartida, un espacio en el que la gente que entre sienta que está llegando al lugar adecuado.



Escribe desde la empatía


La empatía es una de las cualidades más significativas del ser humano. Un animal es poco capaz de experimentar la empatía, pero un ser humano tiene toda la capacidad ¿Sabes cuál es el problema?

Que no la usamos. La guardamos en un cajón y esperamos que nadie la toque.

Ser empático significa lanzar mensajes pensando en la otra persona como un ser que también siente.

Porque el marketing muchas veces nos pide exactamente escribir para otro, pero con la intención de vender, de concretar un compra, de generar una acción.

La estrategia que te dejo no se trata de vender sino de conectar. Pensar de verdad que quien nos lee siente, piensa y tiene inquietudes y miedos. No es un número, es una hermana, madre, hija.

Es mucho más que una etiqueta.

Antes de dirigirte a ese lector, antes de abordar un nuevo post o redactar tu nueva página de ventas aplica la empatía, lee tu página y analiza ¿Qué sentiría yo al leer esto? ¿Qué emociones despierto en mí? ¿Son agradables o por el contrario me causan aversión?

Muchas veces producimos en otro reacciones poco agradables porque no pensamos lo que él o ella podría sentir al leernos, al ver los adjetivos, descripciones o tonos empleados.

Cuando estás conectada contigo misma también eres capaz de abrirte, de confiar en ti y permitirte sentir la ola de emociones de cada momento que marca tu vida, pensando en ti y después pensando en otra persona que, igual que tú, tiene una historia, serás una experta en generar comunidad y fidelidad con tu audiencia.

No se trata de que seas capaz de definir con pelos y señas el lector o cliente ideal, se trata de que estés dispuesta a entenderlo, comprenderlo y ayudarlo.


¿Lista para enganchar a tu nuevo lector? 

 

¡Mi segunda entrada en el Perro de Papel! Gracias! 

Si quieres saber más de storytelling te comparto mi Blog | Facebook | Y justo ahora tengo un training de comunicación emocional gratis, para reconectar y escribir desde las emociones.  ¡Nos vemos pronto! 

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.