Cómo utilizar las líneas en fotografía para conectar con tu público

agosto 25, 2016


¿Has pensado que empleando líneas, tus fotografías pueden transmitir mensajes y sensaciones a tus espectadores?

Junto con el punto, las líneas son los principales elementos compositivos a la hora de realizar una fotografía. Si has entrenado tu mirada para hacer mejores fotografías, no te resultará complicado localizarlas cuando estás mirando por el visor. Bien utilizadas, van a mejorar tus imágenes. Prueba. Verás que cualquier escena ante tu cámara está compuesta por numerosas líneas y formas geométricas pero... ¿sabes cómo utilizarlas para que tu público se quede más tiempo en tus fotografías?

La utilidad de las líneas en fotografía




Solemos "leer" las imágenes de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, ya que es nuestro orden natural de lectura. Salvo que haya algún elemento en la fotografía que capte nuestra atención. En ese caso, ese punto, esa forma, ese foco de interés va a ser el punto de partida para la lectura de la imagen y el que va a marcar el camino.

Si tenemos la habilidad suficiente para componer utilizando esos elementos, podemos guiar al espectador a través de la imagen, marcando el orden de lectura que queramos. De este modo, su mirada se pasea por la escena según el itinerario (y el tiempo) que le marquemos.

Además de concentrar la mirada y guiar al espectador, las líneas pueden crear orden. Y está demostrado que el cerebro "descansa" ante una imagen ordenada. Cuando existen diversos puntos de atención dispersos en la imagen y no conectados de un modo lógico, el ojo tiene que ir de uno a otro, sin rumbo, provocándole así un movimiento que le causa fatiga.

Por último, utilizando un patrón de líneas regular y bien definido, conseguimos crear ritmo, una pauta que tiene un efecto tranquilizador.


Tipos de líneas y sus funciones en fotografía



  • Las líneas horizontales transmiten calma y tranquilidad. Es la típica línea del horizonte y es muy importante que esté bien recta. Compruébalo con una cuadrícula o rejilla, como la que tienes en tu cámara o en cualquier app o programa de edición. Un horizonte torcido genera sensación de desorden, dejadez y el cerebro (sobre todo algunos, como el mío) lo interpreta como algo muy desagradable. 
  • Las líneas verticales generan sensación de fuerza, poder, altura. Piensa en una fotografía de edificios. Y no olvides que, dependiendo de la óptica que utilices, estás líneas pueden aparecer distorsionadas. En ocasiones, está distorsión forma parte del encanto de la imagen pero, si no lo has buscado, puedes corregirlo con algunos programas de edición. 
  • Las líneas diagonales provocan la idea de movimiento. Cuando son diagonales convergentes, las utilizamos para dar sensación de profundidad y de distancia. Piensa en esas imágenes de caminos o carreteras que convergen en el horizonte. Bien recto, por supuesto. 
  • Las líneas curvas provocan también idea de movimiento y suelen ser líneas agradables de contemplar. Cuando se trata de curvas muy cerradas o espirales, nos suelen parecer hipnóticas, un tanto mareantes, incluso. 


Por supuesto, puedes utilizar varias o todas ellas en una misma imagen. No corras el riesgo de confundir a tu espectador. Elige la línea principal, que será la línea de fuerza o dominante, y utilízala para lograr en él la reacción que pretendes.

Quizá pienses que las líneas son propias de la fotografía urbana, arquitectónica o de paisajes. Nada más lejos de la realidad. Los retratos y la fotografía de producto, por ponerte un par de ejemplos, se rigen por estas mismas normas e ideas en relación con las líneas.

Ahora, elige una fotografía y busca sus líneas. Analiza cómo la ha recorrido tu mirada, cuáles son los elementos que ha visto primero y cuáles son aquellos que han quedado en segundo plano. Estoy segura de que la próxima vez que mires por el visor, vas a detenerte en las líneas y las vas a utilizar para componer una fotografía que hable con tu espectador.



ANA


Empecé a impartir clases de fotografía en la universidad, cuando las cámaras llevaban película y se revelaba en el cuarto oscuro.

He aprendido que las fotografías te cuentan una historia si te paras a escucharlas y que una imagen cuidada es imprescindible para que cualquier proyecto brille.
Me gustaría compartirlo contigo. ¿Me acompañas?





¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL + PLANTILLA PROFESIONAL PARA BLOGGER

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!


RESUMEN SEMANAL


Cada Viernes Novedades en tu Correo: Últimas entradas, novedades y noticias sobre blogging, marketing y emprendimiento.


Powered by ConvertKit

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.