Cómo afecta la desorganización a tu productividad diaria

septiembre 13, 2016




La organización y la productividad son dos de los temas más problemáticos entre las estupendas emprendedoras soñadoras que ya forman parte de EmprendeLove, mi comunidad para Emprendedoras Soñadoras. He conseguido uno de mis objetivos: reunir a un estupendo grupo de mujeres ilusionadas por cumplir un sueño... El siguiente es ayudarlas a gestionar el tiempo del que disponen para hacerlo realidad.

Y es que no es fácil trabajar desde casa y tener otras responsabilidades sobre todo si, como yo, además de mujer, esposa, hermana, hija, amiga... eres mamá. Aquí llega el caos, aunque el peque vaya al cole o a la guardería, da igual, tus horas ya no son tuyas y las pasas organizando todo para que tu chiquitín crezca sano, feliz y con una mamá que lo cuide y mime a cada instante.

Que luego se hacen mayores y olvídate... ni un triste beso al dejarlos en el instituto. Ni se te ocurra hacerles una carantoña delante de los amigos. En fin... ley de vida ¿verdad? Son años difíciles. Por eso hay que aprovechar al máximo su infancia, disfrutar de cada pequeño momento compartido, inmortalizar cada detalle y guardarlo para siempre en el recuerdo.

Pero claro, para eso, necesitas TIEMPO. Un tiempo que a veces es inevitable no conseguir robando horas a tu descanso y momento de relajación diaria. Pero no puedes tener calidad de vida si estás constantemente robando horas al sueño. No es sano para tu salud física y mental. Además, una mamá cansada no está en condiciones de dar lo mejor de sí misma a su pequeño ¿no crees?

Necesitas tiempo para descansar, desconectar y cargar las pilas. Trabajar desde casa no es ser esclava de tu ordenador, pasar las horas muertas tachando objetivos de tu lista interminable de tareas por hacer y malcomer mientras contestas correos y gestionas envíos de última hora. Los emprendedores tenemos derecho a disfrutar de la vida, de esa vida que hemos diseñado para nosotros.

Si no ¿qué sentido tiene dejar tu trabajo seguro, tu nómina a fin de mes, tus vacaciones pagadas? Por mucho que disfrutes con tu idea genial, si te conviertes en tu peor jefa y tu calidad de vida es miserable... ¿Crees que merece la pena el sacrificio?

Claro que, también te digo una cosa, el primer año será así. Y habla la voz de la experiencia. Ni te imaginas la de horas que he pasado trabajando de madrugada, incluso embarazada, con mi cajita de Cariban al lado por las náuseas que me acompañaron durante 9 largos meses. Pero esas circunstancias no duran para siempre o no deberían.

Cuándo tu negocio empieza a asentarse, tu estrategia se define y sabes lo que haces, para quién lo haces y con qué objetivo, el ritmo empieza a desacelerarse y las aguas vuelven a su cauce. Es entonces cuándo llega el momento de tener fuerza de voluntad para diseñar una estrategia de gestión del tiempo lo suficiente sólida y realista para mantener y mejorar tu calidad de vida.

No queremos trabajar 14 horas al día el resto de nuestra vida, queremos trabajar 8 horas, incluso 6, dando lo mejor de nosotras pero sin agotar nuestra batería. Porque tu objetivo, como el mío, no es vivir para trabajar, sino trabajar para vivir el estilo de vida que deseas. Y es posible, no es cuestión de suerte, sino de organización, perseverancia y fuerza de voluntad.

No hay nada peor que sentir que eres esclava de tu sueño y que te controla y decide por ti. Es genial trabajar en lo que te apasiona, pero no poniendo en peligro tu salud física y mental. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre tu vida personal y profesional, y ser capaz de decidir cuántas horas quieres dedicar a tu emprendimiento y cuántas a tu vida personal.

Porque si caes en una espiral de desorganización y esclavitud, las consecuencias pueden ser nefastas:


  Sientes que las horas pasan volando y no avanzas: No ves resultados, no tachas tareas pendientes, se te pasa la mañana sin finalizar ningún objetivo y el desánimo asoma por la ventana.

  Al no sentirte productiva empiezas a pensar que no eres buena en lo que haces: No es que no seas buena, es que no eres capaz de organizar tus tiempos, eliminar distracciones y gestionar de forma correcta tus actividades diarias.

  Cuándo piensas que no eres buena en lo que haces, las dudas aparecen en escena y te preguntas si de verdad tu decisión es acertada: Piensas que estabas mejor en tu trabajo aburrido con esa nómina segura a final de mes y tus vacaciones pagadas. Tu margen de acción era inexistente y no podías ser creativa ni proactiva, pero tenías cierta seguridad que ahora ha desaparecido.

  Si empiezas a dudar de tus capacidades y habilidades... los cimientos de tu proyecto online se tambalean sin remedio: eres lo que comunicas y comunicas lo que sientes que eres. Si te sientes una fracasada, transmitirás tus inseguridades a tus lectoras y tu público no confiará en ti. ¿Cómo hacerlo si tú misma no lo haces?

  La posibilidad de tirar la toalla estará cada vez más cerca. Y con ella, la muerte de tu proyecto online, de tu sueño emprendedor, de tu nuevo estilo de vida. Y todo por no haber sabido gestionar de forma correcta tus 8 o 6 horas diarias. Una vez ha pasado el primer año y tienes tu negocio funcionando, no necesitas mucho más.


¿Consecuencia de una mala organización? La desilusión y el fin de tu sueño. Y lo que es peor, ese sentimiento de culpabilidad que tendrás por no haber sido capaz de sacar adelante tu proyecto genial y las miles de dudas que te acompañarán cuándo sientas de nuevo las ganas de hacer realidad una idea futura.





Y con esto no quiero que pienses que quiero desilusionarte o desmotivarte. Solo quiero que asumas tu parte de responsabilidad. Tú eres la dueña de tu tiempo y tú decides cómo lo gestionas. Pero tienes que tener la suficiente fuerza de voluntad para aprender a organizarte, crear un sistema que funcione y cumplirlo, sin excusas ni "ya lo haré mañana".

Porque ese MAÑANA, querida amiga, para nosotras, siempre es HOY. Y si tú, la principal interesada e implicada, empieza a dejarse vencer por la pereza, la procrastinación y las dudas... Perderás la batalla de tu vida y te costará el doble empezar de nuevo arrastrando este fracaso contigo. Organizarse y gestionar de forma correcta nuestro tiempo para ser más productivas no es fácil ni rápido, pero si es posible. Y cuándo pienses que tú no puedes, mírame a mí.

Así que, querida, si estás decidida a tomar las riendas de tu rutina diaria y aprender a gestionar tu tiempo de forma correcta para disfrutar de esa desconexión que nos hace sentir realizadas y nos ayuda a cargar las pilas, te animo a empezar hoy mismo a asumir que tú eres quién decide y quién tiene la última palabra.

Dilo en voz alta, escríbelo en un papel y pégalo en tu lugar de trabajo, siempre a la vista: YO SOY LA DUEÑA DE MI TIEMPO, YO DECIDO EN QUÉ Y CÓMO LO INVIERTO. Es sencillo, grábalo en tu mente y empieza hoy mismo a aplicar cambios en tu forma de hacer las cosas cada día. No esperes ver resultados mañana mismo, pero si eres constante, te aseguro que dentro de unas semanas empezarás a notar que eres más ágil y te sobra tiempo que puedes dedicar a otras cosas.


Y ahora, cuéntame, ¿cuál es tu principal problema a la hora de organizar tu día a día? ¿Sientes que las tareas se te acumulan y no eres capaz de reducir tu lista de pendientes? ¿Cuántas horas dedicas ahora mismo a tu emprendimiento y cuántas te gustaría dedicarle? Seguro que entre todas encontramos la forma de encontrar el equilibrio perfecto para ti.


ÍNDICE DE ENTRADAS SOBRE GESTIÓN DEL TIEMPO:


10 tips para aumentar tu productividad hasta el infinito + Casos reales:


Cómo afecta la desorganización a tu día a día:


Cómo organizar un día de trabajo 100% productivo:


Aprende a marcar objetivos realistas y medibles:


Cómo transformar rutinas puntuales en hábitos + Casos reales:


Taller Online Gratis sobre Gestión del Tiempo:






¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL + PLANTILLA PROFESIONAL PARA BLOGGER

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!


RESUMEN SEMANAL


Cada Viernes Novedades en tu Correo: Últimas entradas, novedades y noticias sobre blogging, marketing y emprendimiento.


Powered by ConvertKit

Te encantará:

1 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)

  1. Celia me ha encantado tu post, es muy directo y nos hace tomar conciencia de la importancia de asumir la parte de responsabilidad que nos corresponde. Normalmente dedico 7 horas a mis actividades de emprendimiento, aunque si mi esposo tiene un dia de trabajo largo eso tambien me permite aumentar mis horas de trabajo (el es bastante absorvente cuando esta en casa, ademas que no cree en mi proyecto y piensa que pierdo mi tiempo) gracias a Dios mis hijas ya son adultas y aunque es triste, vivo muy lejos de ellas, pero eso me permite concentrarme mas y trabajar duro para poder visitarlas al menos una vez al año, es el motor que me impulsa a seguir. Durante los años que trabaje en administración y como profesora aprendi muchísimo sobre planificación, gestión del tiempo y optimización de recursos, así que todo eso lo aplico ahora en mi emprendimiento

    ResponderEliminar



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.