Por qué se lesionan tus pliegues vocales.

septiembre 22, 2016


Si tu voz es tu herramienta de trabajo, te encanta hacer webminars, eres youtuber, presentador/a, cantante, jurista, profesora, entrenadora fitness y/o mamá de una niña o niño un poco trasto, te hago saber que una mala técnica vocal, entre otros factores, pueden dar lugar a lesiones en tus pliegues vocales.

 Estas lesiones pueden ser nódulos, pólipos quites, etc, los cuales cursan con disfonía.
A partir de ahora,  y tal cómo te comenté en el post anterior, dejo atrás la anatomía para hablarte de el porqué se lesionan tus pliegues vocales, qué puedes hacer para evitarlo y cómo cuidar tus pliegues vocales para después poder sacar el máximo potencial a tu voz.

 Pero no te preocupes porque yo te voy a ayudar, eso sí, te tocará "trabajar" un poquito.

Así que hoy voy hablarte de por qué se lesionan tu pliegues vocales.



Círculo vicioso del sobre esfuerzo vocal.

Voz de apremio o insistencia.

Disfonía versus afonía.

Círculo vicioso del sobre esfuerzo vocal.

Por cualquier motivo, cuando tu voz no va bien, lo que sueles hacer de manera inconsciente es "empujarla" para que al menos "llegue".  Al principio parece que todo va bien pero a costa de un gran esfuerzo lo que lleva de manera progresiva a la disminución del rendimiento.

Cuando esto ocurre y tomas conciencia de las dificultades que tienes para hablar, este sobre esfuerzo lo sustituyes por una moderación en el habla, al menos en lo que se refiere a su intensidad,  algunas horas o días hasta que sientes que existen las condiciones favorables para hablar.

A pesar de esto, por factores  favorecedores, en el próximo post te hablaré de ello, te puedes ver obligada a continuar incrementando tu esfuerzo de forma proporcional a tu rendimiento vocal.

Así que entre más débil  es tu voz, más la esforzarás y cuanto más la esfuerces menos fácil te resultará hablar.

Todo esto es lo que se conoce círculo vicioso del sobre esfuerzo vocal.

Este esfuerzo lo conviertes en un hábito lo que lleva a distorsiones duraderas del mecanismo vocal así cómo el de la voz proyectada.

Con el tiempo, aparece una alteración de la mucosa laríngea a causa del sobre esfuerzo vocal lo que agrava más este círculo vicioso y por consiguiente tendrás más dificultades para hablar.

Así que el círculo vicioso del sobre esfuerzo es capaz de deteriorar más la función vocal y terminar en una disfonía considerable e incluso en una afonía. 

Existen personas que  pueden presentar durante muchos años esta disfonía  y terminan por adpatarse a ella.

Voz de apremio o insistencia. 

Imagen: http://mamalatina.about.com/od/Familia/a/4-Consejos-Para-No-Gritar-A-Nuestros-Hijos.htm

El comportamiento de una persona disfónica es el resultado del esfuerzo que adopta en todas las circunstancias, en especial en situación de proyección vocal y que F. Le Huche denomina voz de apremio o de insistencia.

En una situación de proyección vocal, cuando tu voz se convierte en un mecanismo de acción, llamar, dar una orden, afirmar, interrogar, hablar en público, adoptas de manera automática un comportamiento de "impulsión" o voz proyectada que se caracteriza por:

* ser eficaz.
* enderezamiento del cuerpo.
* orientación de la mirada a tu interlocutor.
* utilización del soplo abdominal.

Si fracasas, por ejemplo, la persona no te oye, o no te hace caso ;-D,  adoptas instintivamente el comportamiento de voz de apremio o insistencia, flexionas el tórax y proyectas la cara hacia delante. 
Esto se podría traducir: "te estoy llamando y me estoy desgallitando, ¡ya te podrías esforzar por oírme!"

Seguro que has atraído la atención de tu interlocutor pero a costa de un gran padecimiento vocal.
Si esta acción la utilizas de manera habitual, se convierte en algo patológico y que origina una irritación de la laringe por lo que te costará más hablar.

En resumen, el círculo vicioso del sobre esfuerzo puede ser el resultado de una progresiva sustitución de la voz normal por la voz de apremio o insistencia.

Pero, todo esto, ¿cómo es en la práctica?

Alteración de la actitud.

Pérdida de la verticalidad. 

La voz de apremio cursa con flexión toráxica de la columna. En compensación, se endereza la cabeza, es decir el cuello y proyección de la barbilla hacia delante.

Crispaciones.

Todo lo comentado, origina una tensión de la musculatura que une la barbilla con la laringe y ésta con el esternón. 
Los movimientos de elevación y descenso de la laringe necesarios para la articulación del habla, se ven obstaculizados y necesitarán mayor esfuerzo, para lo que se traduce en una tendencia a la crispación reactiva todos los músculos que intervienen en el habla. 
Esto no tarda en extenderse de manera variable a la musculatura de tu rostro, hacia tus extremidades superiores y al conjunto del cuerpo. 

Acometida de glotis. 

La utilización habitual de la voz de apremio causa dificultades en la mecánica laríngea. Hace imposible que el diafragma regularice el soplo fonatorio.
En estas condiciones, esta función debe ser asumida por la propia laringe que actúa como reguladora del débito (espita), apertura y cierre de los pliegues vocales y tensión de los mismos, así cómo vibrador al mismo tiempo. 
Como la laringe no puede realizar la función de forma correcta, aparece el comportamiento del esfuerzo vocal. 

Aparición de sensaciones subjetivas especiales. 

Impresión de falta de eficacia.

Tienes la impresión de que tu voz carece de potencia y de alcance por lo que es difícil oirte y por consiguiente te parece indispensable esforzarte más.

Fatiga durante la fonación. 

Debido al esfuerzo vocal terminas por renunciar a hablar.

Parestesias faringolaringeas. Dolorimientos.

Sientes picores, obstáculo en la garganta, tensión, dolor. Todos estos síntomas suelen producir preocupación en la la persona que lo padece. 

Alteraciones laríngea y perilaríngea.

Si mantienes ese comportamiento de sobre esfuerzo vocal tu mucosa laríngea se irritará. Esa irritación de la laringe puede dar paso a una lesión más grave como puede ser disfonía.

Alteración vocal.

Según los casos, las circunstancias y el tipo de acto vocal que utilices. Puede no presentarse alteración de la mucosa de los pliegues vocales, sin embargo,  puede existir una considerable alteración en la intensidad, timbre y en la altura del la voz causando una afonía.

Decirte que para entender el trastorno vocal, lo importante no radica en la peculiaridades acústicas de la alteración vocal sino en las perturbarciones del comportamiento fonatorio global que te he ido comentando.

Disfonía versus afonía.

Antes de terminar me gustaría hablarte de esta diferencia. Todo esto viene por los múltiples videos que veo en Youtube, en dónde muchas veces escucho "disculpadme, es que hoy estoy un poco afónica" A lo que siempre respondo que si fuera así no te podríamos oír. Afonía es la ausencia de voz. La disfonía, resumiendo, es ronquera. Así que lo correcto, si quieres hablar con propiedad,  sería decir, "disculpadme hoy que estoy disfónica", es decir, estoy ronca. 

Hoy he querido hablarte sobre qué comportamientos pueden desencadenar una lesión en tus pliegues vocales. De esta manera puedes ya tomar conciencia de ellos y que debes evitar. Pero no te preocupes, esos comportamientos en ocasiones no se pueden evitar. Pero con una técnica vocal correcta, puedes realizar la voz de apremio o insistencia correctamente. No es fácil, pero todo hábito requiere aprendizaje, práctica e interiorización.

Sobre todo esto que te he comentado existen unos factores desencadenantes y favorecedores del circulo vicioso del sobre esfuerzo de lo cuál te hablaré en el próximo post.

Como siempre te digo, espero que te haya sido útil. Si tienes alguna duda o quieres consultarme algo, recuerda que estoy aquí para ayudarte.

Tu voz es única, ¿no crees que se merece que la cuides?





¡HOLA EMPRENDEDORA!

¿Cansada de pasar tantas horas delante del ordenador sin ver resultados?


DESCARGA GRATIS MI GUÍA DE MARKETING EMOCIONAL + PLANTILLA PROFESIONAL PARA BLOGGER

Aprende a conectar con tu público ideal
¡Y DISFRUTA DE TU TIEMPO LIBRE!


RESUMEN SEMANAL


Cada Viernes Novedades en tu Correo: Últimas entradas, novedades y noticias sobre blogging, marketing y emprendimiento.


Powered by ConvertKit

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.