7 trucos para ver de forma positiva una situación inesperada

octubre 12, 2016



Emprendedora, bloguera, trabajadora... Puedes definirte perfectamente bajo alguno de estos conceptos si estás leyendo este artículo, y es posible que no estás preparada para enfrentarte a momentos complicados en tu negocio y salir victoriosa.

Por ello, hoy vamos a aprender a enfrentarnos de forma positiva a situaciones no esperadas en el mundo de los negocios y de los blogs, y sobre todo, a no morir en el intento.

¿Preparada?

Nunca se está preparada

Suena muy rotundo, y lo es.

Nuestra mente no está preparada para una situación complicada, ni esperada. Estamos acostumbradas a trabajar con el piloto automático encendido y cuando pasa algo inesperado, nos quedamos paralizadas.

Cuando nuestro propio negocio (ya sea físico u online) empieza a rodar, estamos muy ilusionadas con todo lo que el emprendimiento supone, pero pocas veces contemplamos que pueda darse algún contratiempo con clientes, proveedores e incluso en nuestra vida personal.

Y cuando esto sucede por primera vez, no sabes cómo actuar, te pones muy nerviosa y seguramente, te desanimes. Recuerda, la culpa no es tuya. Quizás haya sido por un fallo en la comunicación, e incluso de un tercero. 

Por esa misma razón, debes trabajar este área para no llegar a perder la cabeza y tirar todo por la borda.

¿Por qué no debes tirar la toalla?

Cuando se encadena una situación mala tras otra una vez que has tomado la decisión de emprender, es posible que quieras dejarlo. Y es normal que lo quieras hacer.

Pero no es una buena opción.

Primero, porque si tiras la toalla en cuanto tienes un par de contratiempos, significa que no estás comprometida con tu proyecto. Y no, no se gana dinero de un día para otro. Para poder ver los primeros beneficios en tu negocio, sobre todo si es físico, necesitarás al menos dos años para que la aventura compense.

¿Por qué dos años? Porque durante los primeros meses, te endeudas hasta las cejas. La constitución de la empresa, el alta en autónomos y demás impuestos, la búsqueda de un buen gestor, los empleados (si los tienes), el local... y a no ser que pegues un pelotazo, ganarás lo justo para poder pagar los gastos.

Mi consejo en este caso, es que si decides trabajar por tu propia cuenta, tengas todo muy atado y te comprometas con tu negocio. Es una pena ver cómo empresas con una gran idea y muchísimo talento lo deja porque las personas que la llevan no se han comprometido realmente.

La segunda razón por la que no es una buena opción abandonar la aventura a las primeras de cambio, es porque te quedarás con la duda de saber si tu proyecto funcionaría. Todo lleva su tiempo, incluso los negocios online necesitan al menos tres meses para ser reconocidos por google y empezar a tener una audiencia considerable. ¿De verdad no le vas a dar un mínimo de tiempo?

Solamente te voy a poner el ejemplo de mi anfitriona en el día de hoy, la comunidad de Celia ha ido creciendo con el paso del tiempo, y hasta que no estuvo segura de tenerlo todo atado y vio que este proyecto funcionaba, no dejó su trabajo gris. 

Recuerda, no te rindas cuando veas que la cosa se pone fea. 


7 trucos para ver de forma positiva una situación inesperada

Estos trucos no me los he sacado de la manga, tras mi experiencia trabajando en el mundo offline y online los he ido perfeccionando ;)

No hay culpables

Tienes que entender que aunque una situación se de mal, no tiene porque haber culpables. Puede ser que no fuese el momento adecuado, o simplemente un malentendido. No hay porque culpar a nadie, y mucho menos a ti. 

Dale la vuelta a la situación

Este truco no es sencillo cuando estás en pleno bajón, pero si tienes un problema con un proveedor o cliente, ponte en su lugar, y piensa qué es lo que ha sucedido. Dale la vuelta a la situación al completo y descubre qué hay que mejorar. Quizás, hay algo más que ofrecer, o debes abarcar un poco menos y delegar más... 

El cliente no siempre tiene la razón

Piensa, ¿qué habría pasado si hubiera sucedido de una manera distinta? ¿El resultado sería el mismo?
Cuando tienes un problema con un cliente, es posible que el resultado fuese el mismo. En vez de ahora, habría pasado en el futuro.

La experiencia me ha enseñado que en el mundo de los servicios, a veces a un cliente se le cruza la empresa o el empleado y, hasta que no cese la actividad laboral de la empresa o emplead@, no parará. Aunque el servicio que ofrezcas se realice de forma excepcional, siempre surge alguna situación inesperada que lo puede mandar todo al traste.

Aprende y levántate

No me canso de dar siempre este consejo, pero es que de todo en esta vida se saca un aprendizaje (tanto lo bueno cómo lo malo), por lo que aunque te haya afectado a un nivel un poquito más estrecho, aprende de lo que ha salido mal y levántate. La vida es muy bonita para estar ahí tirada en en el suelo, ¿no crees?

Vuelve a intentarlo

Seguro que tras tomar buena nota de todo lo que salió mal, tienes mil ideas para ponerlas en práctica y volver a intentarlo. Y eso es lo que tienes que hacer una vez que te has levantado, debes desprenderte de las malas vibraciones que la caída te ha dejado e inténtalo de nuevo.

Apóyate en tu entorno

En vez de pagar tus frustraciones con tu pareja, familia o amistades más cercanas, apóyate en ellos. Háblales y cuenta cómo te ha ido el día, qué ha sucedido y pide consejo. Ellos, que te conocen a la perfección no van a juzgarte ni a hacerte daño, y procurarán darle un poquito de claridad a la oscuridad en la que te encuentras.

No dejes que te afecte más de lo necesario

Esto es esencial. Puedes sentirte decepcionada. Puedes estar de bajón. Lo que no puedes hacer, bajo ningún concepto, es dejar que te afecte más del tiempo necesario. A veces es bueno llevarte "un palo" para que puedas tomar consciencia y realizar mejoras en tu día a día, pero no puedes estar días y días dandole vueltas a todo ello, sin poder pegar ojo. No es bueno para tu salud, ni para tu negocio.

Todo pasa, todo cambia, todo mejora.


Y tú, ¿te has llevado un chasco últimamente con tu proyecto? ¿Cómo lo has afrontado? ¿Añadirías algún truco más?

NIKA


Socióloga y especialista en Ciencias del Trabajo, desde hace aproximadamente tres años llevo el positivismo a tu día a día en Eldenika, porque ¡Se puede ser feliz!

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.