¿Qué factores desencadena y favorece la disfonía?

octubre 18, 2016


Hoy te voy a hablar de aquellos factores desencadenantes y favorecedores que contribuyen a la alteración de tu mucosa laríngea, pudiendo dar lugar a una lesión de tus pliegues vocales.
Que conozcas estos factores, hará que tomes conciencia de los mismos y por lo tanto, los evitarás, cambiarás ciertas malas conductas a la hora de hablar.

En el siguiente cuadro te muestro un resumen de esos factores.

Factores desencadenantes.

  • Algunos procesos ORL patológicos.
  • Factores psicológicos.
  • Debilitamiento general.
  • Tos.
  • Período premestrual.
  • Embarazo e intervención abdominal.

Factores favorecedores.

  • Obligación socioprofesional de hablar o cantar.
  • Caracteríticas psicológicas.
  • Situaciones psicológicas difíciles.
  • Intoxicación alcohólica y fumar
  • Procesos crónicos ORL.
  • Deficiencia del control audiofonatorio.
  • Técnica vocal defectuosa.
  • Exposición al ruido.
  • Exposición al polvo, vapores irritantes y al aire acondicionado.
  • Presencia de un hipoacúsico en el entorno.

Factores desencadenantes.

Estos factores se debe a ciertos acontecimientos que pueden dar lugar al círculo vicioso del sobresfuerzo vocal. Estos factores pueden ser de origen orgánico o de origen psicológico.

1. Algunos procesos ORL patológicos.

Estos procesos obstaculizan de manera directa de la mecánica laríngea. Como puede ser una laringitis aguda, de origen traumático cómo una intubación, irritación de la larínge por "enfriamiento" a causa de ir en coche durante mucho tiempo con las ventanas del coche abiertas. También por un proceso alérgico.
Todos estos procesos pueden desencadenar el círculo vicioso del sobresfuerzo.

2. Factores psicológicos.

Son capaces de desencadenar el proceso que lleva a una disfonía por los impulsos de la tensión psicomotora, que en esta ocasión se manifiesta a nivel del aparato fonatorio, la emoción suele fijarse en la gargnta. Es el típico sentimiento de angustia o cuando no queremos llorar. Lo que sueles decir es "tengo un nudo es la garganta".

3. Debilitamiento general.

Cuando atraviesas acontecimientos profesionales o familiares que dan lugar a una sobrecarga psicofísica. Un ejemplo,  esto suele ocurrir cuando quieres hacer todas las cosas tú y te crees superwoman y no eres capaz de delegar; casa+tráfico+colegio+tráfico+trabajo+niños+ir al médico+cuidar a un mayor enfermo+ir al super,+ tráfico+buscar a los ñiños al cole+ deberes+cena....etc. ¡Todo esto en un día!. Lo que yo te digo, superwoman.

4. Tos.

De manera especial la traqueítis,  produce una irritación de la mucosa laríngea. Entre más toses más se irrita tu pliegues vocales.

5. Periodo premestrual.

En este periodo se produce una modificación del epitelio, la capa superficial de la mucosa, de tus pliegues vocales.  Este engrosamiento del epitelio hace que la flexibilidad de tu voz sea menor. Esto carece de importancia porque es temporal. Ahora bien, el engrosamiento es causa de una descompensación brusca que conduce hacia el círculo vicioso del sobresfuerzo vocal.  Así que esos días en los que las hormonas te juegan una mala pasada, si tienes la oportunidad, haz meditación, yoga, date un largo paseo, "cómete" a tu pareja ;-), trata por todos los medios de no estar de mal humor. Sí, lo sé, es difícil, las hormonas, pero haz lo posible.

6. Embarazo e intervención abdominal.

Cuando hay una modificación importante de la pared abdominal, puede producir una obstucalización de la proyección vocal lo que puede derivar a un proceso disfónico.
Es decir, tanto en el embarazo como si te pasas de kilos, te afixiarás más a la hora de respirar, de cuesta subir escaleras y no digamos correr.  Tiendes a respirar más por la boca y a la hora de hablar, lo harás con más esfuerzo. Todo esto junto con una mala técnica vocal, derivará a una disfonía.

Factores favorecedores.

Los factores desencadenates de los que te acabo de hablar no bastan por sí solos para inducir el círculo vicioso del sobresfuerzo vocal.
Depende de tus particularidades propias, de tu forma de ser, de tu forma de vida: los factores favorecedores.

1. Obligación socioprofesional de hablar o cantar.

Es el factor más importante. Si no puedes o crees que te es imposible disminuir la utilización de tu voz cuando cualquier motivo te ha alterado momentáneamente, corres el gran riesgo de entrar en el círculo vicioso del sobresfuerzo.
Este es el caso especialmente de los profesores,. También actores, cantantes, conferenciantes, youtuber, webminaristas, etc. Y cómo no, las mamás.

2. Caracteríticas psicológicas.

En este apartado se engloba la emotividad y el carácter primario. Ambos forman parte del temperamiento nervioso.  Eres una persona que va por delante de ti misma e ignoras de manera deliberada los riesgos que puedes correr y prefieres actuar impulsivamente y piensas que ya rectificarás sobre la marcha los posibles inconvenientes surgidos de un comienzo precipitado.
Tienes tendencia a la ansiedad y a la perfección. El deseo de hacer excesivamente bien las cosas crea tensiones que te pueden perjudicar en lo que se refiere a una adaptación correcta: buena técnica vocal.

3. Situaciones psicológicas difíciles.

Existen situaciones conflictivas duraderas en el tiempo y que pueden dar lugar a dificultades psicológicas.  Ya te he comentado anteriormente sobre las emociones. 

4. Intoxicación alcohólica y fumar.

El alcohol es veneno para la mucosa de tus pliegues vocales. Y ya no digamos el tabaco. En el próximo post ya te hablaré de esto, y de algunas cosas más.

5. Procesos crónicos ORL.
 Una amigdalitis crónica, una sinusitis, faringitis, por extensión del procesos infeccioso hacia la laringe, puede constituir factores para la creación de una disfonía. Lo mismo que ocurre con la tendencia alérgica que puede provocar crisis edematosas laríngeas. También el reflujo gastroesofágico, que por su acidez altera la mucosa de los pliegues vocales.

6. Deficiencia del control audiofonatorio.

La hipoacusia, o sordera, se traduce con bastante frecuencia por una voz peculiar que resulta de la imposibilidad para la persona afectada de apreciar auditivamente las cualidades de su producción vocal,  lo que lleva a una regulación deficiente. 
Las personas con esta regulación deficiente de la altura tonal de los sonidos vocales  pueden caer en la trampa del círculo viciosos del sobresfuerzo. Estos llamados duros de oído, creen que no tienen remedio, pero se equivocan. 

7. Técnica vocal defectuosa.

Este aspecto concierne a los cantantes y actores. 
La exigencia profesional de cantar o de interpretar, incluso en situaciones desfavorables, obliga a los cantantes y actores a aprender una técnica que les permita salir adelante en las situaciones más difíciles. Es una pena que existan actores y actrices que carezcan de cualquier información con respecto a la técnica vocal y que no le indiquen que hay que respirar con el abdomen ¡y con vehemencia! Con respecto a los cantantes, a menudo dependen de los diversos profesores de canto con los que toquen. 

8. Exposición al ruido.

En ambientes con un gran nivel de ruido la voz se eleva de manera refleja e inconsciente.  Las personas inmersas durante su trabajo en un intenso ruido, llegan a desarrollar un importante esfuerzo  vocal sin ser conscientes de  ello, lo que les conduce hacia la disfonía disfuncional.

9. Exposición al polvo, vapores irritantes y al aire acondicionado.

La irritación laríngea dependiente de la exposición al polvo y a los vapores irritantes también lleva a la contitución del círculo vicioso del sobresfuerzo. Hay quién se queja del polvo de la tiza, los no fumadores de humo del tabaco que fuman los demás (¡buaj!). 

10. Presencia de un hipoacúsico en el entorno.

Predispone a intensificar los esfuerzos vocales a fin de ser comprendido por el hipoacúsico, a menudo un abuelo que vive en casa.

Desde que Celia me embarco en esta aventura hasta hoy,  te he estado hablando de todos aquellos aspectos en los que está involucrados tu voz. 

Te he hablado de la anatomía del aparato fonatorio, cómo funcionan tus pliegues vocales y hoy de los factores desencadenantes y favorecedores de la disfonía. 

Todo esto es lo que le comento a mis pacientes desde el primer día. Y todo esto es lo que he querido compartir contigo.

No tienes  por qué tener nódulos en tus pliegues vocales para comenzar a cuidar tu voz. 

He sido bastante teórica en ocasiones, pero humildemente creo que es importante saber cómo funciona las cosas y mucho más cómo funciona nuestro cuerpo.

A pesar de tanta  teoría, en los últimos post ya puedes vislumbrar algunas cosas que has de evitar y/o corregir. 

Ya tienes el conocimiento de qué  es la voz y cómo funciona así que ahora comienza el "trabajo duro". A partir del próximo post entraremos en el "tratamiento" en sí. 

Soy una logopeda exigente y "dura" porque quiero que corrijas tu mala técnica vocal, quiero que mimes tus pliegues vocales, quiero  que aumentes tu capacidad respiratoria que corrijas tu postura. 

En definitiva, quiero  que por fin hables bien y que saques el máximo potencial a tu voz con el mínimo esfuerzo

¿Estás dispuesta?   Entonces acompáñame y no te pierdas los próximos post. 

Si te comprometes seguro que conseguirás: sacar el máximo potencial a tu voz con el mínimo esfuerzo.




Tu voz es única, ¿no crees que se merece que la cuides?

Te encantará:

0 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.