Marketing para Bloggers: Cuéntame un Cuento.

noviembre 27, 2013

Marketing para Bloggers: Cuéntame un Cuento.


Empezamos nueva sección, una de las sorpresas de esta semana, con la estupenda colaboración de Lou de RetroHouseWife. Ya escribió una entrada como invitada hace unos meses... ¡y su teoría del marketing me encantó! Es muy acorde con lo que yo opino sobre ese tema. Así que mantuvimos el contacto para darle forma a esta nueva sección:

Marketing para Bloggers

Porque tener un blog no es lo único necesario para ser leídos, a veces el contenido original tampoco es suficiente... ¡si no dedicamos tiempo a promocionarlo! Y gracias a Lou y a su colaboración mensual en mi humilde blog... ¡vamos a aprender un montón!

Os dejo con ella:

Cuéntame un cuento... y que me lo crea



No, no es la canción de Celtas Cortos aunque bien podría ser por aquello de irse a la cama contento.

¿Por qué os invito hoy a que contéis un cuento? más bien una historia quizás… porque nos alimentamos de ellas, vivimos una y es lo que enmarca todo lo que hacemos y sí, tu lector también tiene la suya.

En la sociedad del bienestar (y también en la del malestar pero aquí nos ocupa la primera) cada uno entiende estar bien de diferente manera. Una vez suplidos techo, comida, salud, abrigo y educación (ejem...) que son lo que definen el supuesto bienestar, todos queremos algo más, algo que nos define como personas. Nuestra manera de ver la vida, de hacer las cosas, de decantarnos por un camino u otro es “nuestra historia” y nos identificamos con aquello que la reafirme y descartamos lo que no cuadra con nuestro paradigma personal.


Puedes dividir a la sociedad de mil y una maneras, pero a menudo es fácil identificar estilos de vida sólo por lo que alguien come, cómo viste, los libros que lee o la marca de zapatillas que usa. Nuestros complementos y nuestra interacción con el entorno son también esa historia. Que no se me tache de juzgona y superficial aquí, que son sólo ejemplos para ilustrar la idea.

Bien… dicho lo dicho, tu lector también tiene la suya y si quieres que te tenga en cuenta, que te siga, que confíe en ti y que hable de ti (llámale RT, publicación en FB o referencia en su propio blog) debe empatizar contigo y tú debes entrarle por el ojillo de manera que no se te vea el plumero si es que le quieres vender algo.

No animo a nadie a mentir ni a ser lo que no es, todo lo contrario.

Muchas “blog guru” te dicen aquello de:

♥ Sé tu misma

♥ Crea tu propio estilo

♥ Ten una voz personal

♥ Publica contenido original

¿Qué es lo que te están diciendo todas estas profes del bloguerismo? Que seas fiel a ti misma, que cuentes tu historia o la de tu producto a través de lo que publicas. No tu historia personal, si no el paradigma que guía tu blog, y que seas consistente.

Todos estamos pre-programados para ver fallos y la inconsistencia es el fallo más garrafal que podemos tener.

Ejemplo práctico (y real): 

Hay por ahí un blog, no muy conocido, que habla de Belleza Natural, DIY de potingues faciales y cositas por el estilo. Yo personalmente soy fan de todas esas cosas y por eso, aunque no sea muy conocido lo encontré. 

¿Por qué no hablo de él? Por que no lo recomiendo? 

No es porque esté mal redactado, aunque a veces eso tira de espaldas, es porque la misma blogger se dedica a hacer reviews de una marca que tiene más químicos que Chernobyl, que está envasada en plástico y empaquetada en cartón (ninguno proveniente de reciclado) y claro, eso no me cuadra con su supuesta filosofía, inmediatamente deja de ser la mía, no entiendo nada y por consiguiente… no me creo nada.

Si crees en el blanco no hagas apología del negro, vamos, en dos palabras. No me hables de los pobres niños explotados en Indonesia y luego me muestres tus Nike… creo que se me entiende.

Así que mi humilde “bloggiconsejo” de este mes es que analices de qué va tu blog, si en algún momento te has sentido vendida por ganar lectores, si te entregas al “ensalzamiento de mi misma”, si se te agotan los recursos, si los comentarios que te entran no tienen nada que ver con lo que en realidad quieres contar... también si tus productos (si es que los tienes) son consistentes con lo que dices sobre ellos, o van de la mano de otros temas que tratas en tu blog (o haces como la del ejemplo anterior), sólo tú sabes si eres auténtica… pero a la larga, si la historia que cuentas no lo es, tus lectores se marcharán por donde han llegado.

Un abrazo y hasta el mes que viene!

Lou






Suscríbete a mis entradas por email ¡para no perderte nada!





♥ Las recibirás en tu bandeja de entrada el mismo día que sean publicadas ♥






Te encantará:

6 pensamientos ¡falta el tuyo! ;)

  1. Que chulo! Me has encantado Lou, me hacía falta leer algo así. Mi blog ahora descansa un mes (por las fiestitas jeje) pero me quedo con los consejos para siempre! Abrazos y gracias una vez más :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho y creo que podemos aprender muchas cosas útiles para nuestros blogs con Lou.

    Felicidades a Lou y a ti, Celia, por la nueva sección!!

    Bss :)

    P.D. Me lo llevo a Twitter ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Lou!
    Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices de ser consistente con lo que se escribe y lo que se hace luego. Sin embargo, y no es por hacer de abogado del diablo de nadie, sí creo que muchas veces no nos damos cuenta. Por ejemplo, a lo mejor esa bloggera (que no lo sé porque ni conozco el blog ese que dices) no se ha dado cuenta de todos esos detalles que tú ves. Lo dudo, pero podría ser.

    Yo misma intento ser consistente con lo que escribo siempre, pero me doy cuenta de que muchas veces no lo consigo. De hecho, creo que soy la peor "marketiana" de la red. Me siento a escribir y si no estoy hablando de datos científicos, escribo lo que me sale del alma. Pero después, en mi día a día, veo que a veces se me olvida hacer cosas que recomiendo. Pero creo que es lo normal porque somos seres humanos. Estamos continuamente aprendiendo y equivocándonos. El problema es cuando te das cuenta de que no estás siendo coherente con lo que predicas y te da igual. Eso sí que es de delito.

    Un saludo de otra amante de la vida sana. :)

    Ana

    La Sana Motivación

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho esta entrada. Precisamente hoy me he parado unos momentos a hacer ese ejercicio de reflexión. Me apunto el ser fiel a esta colaboración.
    Enhorabuena por ella!
    Bss
    Sara

    ResponderEliminar
  5. Hola Celia, poco a poco me voy poniendo al día con tu blog, con el que he estado aprendiendo desde el principio, y ahora descubro la sección con Lou que me parece muy interesante
    Gracias por los consejos

    ResponderEliminar



¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥



El Perro de Papel es una Marca propiedad de Celia Espada García debidamente registrada en la OEPM, Modalidad M, Número 3527002 (0). Todos los recursos creados por Celia Espada García están correctamente protegidos y vinculados a la autora y no pueden usarse sin consentimiento previo.

Safe Creative #1408270134965
Los derechos de autor y propiedad intelectual del material compartido, tanto gratuitamente como de pago, en esta web y sus redes sociales pertenecen a "El Perro de Papel", exceptuando las referencias a otros creadores, los cuales están debidamente citados en los créditos.